Vistas a la página totales

martes, agosto 01, 2006

Centrales Obreras de España, gana una sentencia en el TSJ sobre discriminación salarial

mar 01 ago 2006 07:15:00 CEST

CCOO gana una sentencia en el TSJ sobre discriminación salarial



El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León sentencia que una trabajadora cobre lo mismo que sus compañeros

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León acaba de ratificar una sentencia que condenaba a la empresa Vallolid Motor S.L. a pagar el mismo salario a una de sus trabajadoras que a sus dos compañeros varones que realizaban el mismo trabajo. La sentencia, ya firme, lejos de evitar la discriminación de la trabajadora supuso que sufriera acoso laboral y que actualmente esté fuera de la empresa.

Por este motivo desde la Secretaría de Mujer de CC.OO. se quiere denunciar que ni siquiera los tribunales de justicia son suficientes para evitar la discriminación laboral por motivos de sexo ya que se hace necesario modificar las conductas de los empresarios respecto del papel de la mujer en el trabajo. No obstante desde este sindicato se valora muy positivamente la sentencia ya que crea jurisprudencia en la legislación de nuestra Comunidad abriendo vías para que otras mujeres denuncien la discriminación laboral que sufren en sus lugares de trabajo.

El sindicato Comisiones Obreras presentó una demanda de discriminación laboral a través de sus servicios jurídicos en el Juzgado de lo social de Valladolid. Este primer fallo ya sentenciaba que la trabajadora debía cobrar lo mismo que sus compañeros puesto que realizaba el mismo trabajo. Posteriormente el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha ratificado esta sentencia desestimando el recurso de Vallolid Motor S.L. La empresa mantenía a la trabajadora en una categoría inferior y, por tanto con un menor salario, a pesar de que realizaba el mismo trabajo que sus compañeros. Tras la sentencia ha tenido que abonarle la diferencia salarial entre ella y sus compañeros.

Sin embargo este éxito para todas las mujeres trabajadoras se ha visto empañado por la actitud de la empresa. A raíz de la primera sentencia condenatoria la empresa Vallolid Motor ha estado instigando a la trabajadora hasta el punto de tener que pedir una baja por depresión. Tras su reincorporación la empresa impidió a la trabajadora realizar sus funciones y le negó los instrumentos de trabajo necesarios. CC.OO. presentó la correspondiente denuncia ante la Inspección de Trabajo que extendió un acta tipificando la infracción como muy grave. Sin embargo, la presión ejercida sobre la trabajadora ha sido tan intensa que, tras la sentencia favorable del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, decidió abandonar la empresa.
Publicar un comentario