Vistas a la página totales

lunes, agosto 21, 2006

ESPAÑA: UGT Y CCOO se lanzan a la conquista de empresas en Asturias sin representación sindical.

lun 21 ago 2006 07:15:00 CEST
UGT y CC OO se lanzan a la 'conquista' de 7.916 empresas de Asturias sin representación sindical

Las centrales inician en setiembre la campaña electoral para renovar en quince meses al 87% de los delegados Los sindicatos denuncian las trabas de algunos empresarios para evitar su entrada en las compañías 'blancas'


Las centrales asturianas darán el próximo 1 de setiembre el pistoletazo de salida para la campaña previa a las elecciones sindicales con el objetivo de renovar al 87% de sus representantes en 2.220 empresas que emplean a 136.000 trabajadores. UGT y CC OO tratarán, además, de 'conquistar' 7.916 compañías que carecen de representación sindical. Son las llamadas empresas 'blancas'.

A partir del primero de octubre y hasta diciembre de 2007, en Asturias se renovarán más de las tres cuartas partes de los delegados sindicales de los sectores clave de la economía regional: metal, minería, energía, construcción y comercio. Los sindicatos se han propuesto redoblar esfuerzos para conseguir que los trabajadores vuelvan a apoyar sus respectivas candidaturas y a refrendar, con su voto, la acción sindical que practica cada organización. Las centrales mayoritarias han añadido un reto a esta campaña y tratarán de entrar en las 7.916 empresas ubicadas en el Principado que nunca han celebrado comicios sindicales.

Desde octubre de 2006 y hasta diciembre de 2007 se renovarán unos 7.500 delegados sindicales en Asturias, pero hasta que no concluya el proceso ninguna de las dos centrales mayoritarias -UGT y CC OO- hará balance alguno sobre las cifras, atendiendo al protocolo firmado entre ambas.

Tanto UGT como CC OO admiten que entrar en las compañías 'blancas' es complejo y basan su estrategia en «la concienciación» de los trabajadores sobre la necesidad del papel que juegan las organizaciones sindicales. «Hay un montón de empresas de nueva generación donde no se han celebrado nunca elecciones porque tienen una plantilla escasa y hace falta un mínimo de seis trabajadores para tener representación sindical», afirma el secretario de Organización de UGT, Severino Fernández. A su juicio, el papel de las centrales en las empresas es «fundamental» para «cualquier asunto de interlocución, para la firma de contratos, para combatir la precariedad o para la negociación del convenio colectivo». Defiende, por ello, que todas las compañías deberían contar con una representación sindical.

Aumentar la ventaja

El dirigente ugetista recuerda que en Asturias, UGT es actualmente la organización con mayor afiliación. Cinco puntos le separan de la segunda fuerza sindical, CC OO, y la Unión General de Trabajadores aspira, según Fernández, «a aumentar esa diferencia y a mejorar los resultados».

Pero también Comisiones Obreras, que en España es la central con mayor número de afiliados, tiene en su objetivo seguir creciendo en Asturias. Su secretario general, Antonio Pino, reconoce que «la apuesta decidida» de CC OO es « mejorar los resultados en aquellas empresas donde corresponde proceder a la renovación de delegados y avanzar en el espacio de las empresas que no tienen representación, que es el segmento que puede permite crecer a los sindicatos».

Pino recuerda que «la representación de los sindicatos, el único instrumento reconocido en la Constitución en el ámbito de la empresa y de las administraciones públicas, permite la interlocución con los empresarios». Lamenta que en España los índices de afiliación sean aún bajos comparados con el de los países nórdicos europeos y asocia directamente este comportamiento con la alta tasa de eventualidad y precariedad del empleo en nuestro país. Precisamente por ello, admite que entrar en las empresas 'blancas' es «muy complicado», porque se encuentran principalmente en el sector de los servicios privados, como la hostelería y el comercio, «donde abunda la mano de obra temporal».

Además, Pino denuncia la existencia de empresarios «que hacen esfuerzos por evitar la entrada de los sindicatos o por permitir únicamente a los 'amarillos' o pro-patronales, los que van a ser menos beligerantes con la empresa».

La estrategia de CC OO es la de «generar confianza». «Tenemos gente en la calle y en las empresas visitando los centros para hablar con los trabajadores», dice.

USO, la tercera fuerza sindical con mayor representación en Asturias, no se marca como objetivo prioritario la entrada en las empresas 'blancas'. Su secretario general, Francisco Baragaño, asegura que la pretensión del sindicato es renovar la representación sindical en las más de mil empresas asturianas donde están presentes y «crecer» en las administraciones públicas. En definitiva, según Baragaño, USO busca superar los 600 delegados y alcanzar la representación del 10% para que la organización sindical tenga los mismos privilegios que UGT y CC OO. «Esa es nuestra batalla», concluye Baragaño.

El Comercio

Boletin COMFIA.

Publicar un comentario