Vistas a la página totales

viernes, julio 28, 2006

Mensaje de Sayyid Hasan Sec.Gen. del Hezbollah al pueblo de Libano.

A PROPOSITO DE LA CARNICERIA EN EL LIBANO, DE LOS IMPERIALISTAS Y EL PUEBLO DE DIOS.

TODO ANTE LA MIRADA INDOLENTE DE LA ONU, ORGANISMO DE BOLSILLO DEL TIO SAM.



Asunto: Ejemplo de DIGNIDAD, que el Imperio y sus
títeres llaman "terrorismo"
Fecha: Wed, 26 Jul 2006 18:47:06 +0200

26-07-2006

Discurso íntegro de Sayyid Hasan Nasrallah secretario general del Hezbollah
"O nos sometemos por completo a las condiciones que nos quiere imponer el
enemigo sionista, apoyados y respaldados por Usamérica o bien permanecemos
inquebrantables"


Information Clearing House


A LA NACION, AL PUEBLO DEL LIBANO, A LOS LUCHADORES DE LA RESISTENCIA, A LOS
SIONISTAS Y A LOS LIDERES ARABES

En esta primera comunicación que tengo con Uds. luego de la operación
"Promesa Verdadera" quisiera dirigir unas palabras al pueblo del Líbano, a
los luchadores de la resistencia, unas palabras a los Sionistas, y otra a
los dirigentes del mundo árabe. No pienso dirigirme a la comunidad
internacional porque nunca pensé que exista tal cosa, lo mismo que opina
mucha gente en nuestra nación.

Primero de todo quiero dirigirme al pueblo del Líbano: querido pueblo que
supisteis abrazar la causa de la resistencia, pueblo a cuyas gracias la
resistencia fue victoriosa, glorioso pueblo gracias al cual tuvimos nuestra
gran victoria del 25 de Mayo del año 2000. Este fue el pueblo que dio los
guerreros que obtuvieron la primera victoria en la historia de la batalla de
los árabes contra el enemigo israelí, y ello a pesar del hecho de la
desigualdad de las fuerzas, a pesar del hecho de que la mayoría de nuestros
hermanos árabes nos abandonaron, lo mismo que la mayoría de nuestros
hermanos musulmanes también, a pesar del silencio del mundo entero, a pesar
de todo ello, decía, este pueblo fue capaz de producir el milagro de una
victoria que supo dejar estupefacto al mundo y humilló a los sionistas.

Esos sionistas ven a este pueblo de un modo especial, singular, porque hizo
posible en la historia de la lucha contra ellos un logro especial y
singular. La batalla ya no es más hoy sobre prisioneros ni sobre intercambio
de prisioneros. Puede decirse que han sido capturados en cualquier sitio, en
cualquier parte del mundo, por cualquier ejército o cualquier estado que
tiene fronteras y reglas. Lo que está teniendo lugar hoy no es una respuesta
a la captura de sus soldados; es un auténtico ajuste de cuentas con la
gente, con el pueblo, con la resistencia, con el Estado del Líbano, con el
ejército, con las fuerzas políticas, con las regiones, con los pueblos, y
con las familias que supieron infligirle semejante derrota de envergadura
histórica a esa referida entidad agresora usurpadora que nunca pudo aceptar
su derrota.

Hoy, por lo tanto, esto es una guerra total que el Sionismo libra para lavar
su derrota en el Líbano, con su pueblo, con su ejército, con la resistencia,
en venganza y en represalia por la victoria que obtuvimos el 25 de mayo del
año 2000.

Querido, noble, creyente (combatiente) e inquebrantable pueblo, sé que la
aplastante mayoría de Uds., en sus mentes, en sus corazones, en sus
voluntades, en su cultura, en sus pensamientos, en su amor, en su pasión y
en su sacrificio es un pueblo de nobleza, de dignidad, de honor, de
distinción y de orgullo, no un pueblo de servilismo, de sumisión y de
rendición. Les digo a todos que en esta batalla nos confrontamos con dos
elecciones. Y cuando digo nosotros no me refiero solo al Hezbollah ni solo a
la resistencia. Sino que me refiero a todo el pueblo del Líbano, a su gente,
a su ejército, a su resistencia, a su poder político. Nos enfrentamos, les
decía, con dos elecciones, o nos sometemos por completo a las condiciones
que nos quiere imponer el enemigo sionista, apoyados y respaldados por
Usamérica y, perdónenme por decirlo, los árabes. Esto significará que el
Líbano todo caerá en una larga etapa bajo dominio israelí. O bien
permanecemos inquebrantables. Esta es la otra elección: perseverar,
perseverar y confrontar …

Durante las “Viñas de Ira” de 1996, o el arreglo de cuentas en 1993, en el
comienzo ellos tenían el dominio, llevaban ventaja, nuestra situación era
mucho peor. Pero hoy la situación es diferente. Créanmelo, estoy convencido
de que hoy la situación es diferente. Todo lo que necesitamos es perseverar,
permanecer inquebrantables, confrontarlos unidos, y sé y apuesto a que la
mayoría de nuestro pueblo es un pueblo de constancia, de firmeza, creyente,
capaz de sacrificios, que no necesita que le infundan ánimo. Esto dicho sea
a modo de completar la idea, y afirmar la elección y ser claro en el
significado de lo que estamos diciendo.

Paso ahora a dirigirme a los luchadores de la resistencia: a mis queridos y
creyentes hermanos: sobre Uds. descansan las esperanzas de cada libanés, de
cada palestino, de cada árabe, de cada musulmán, de cada persona libre y
decente de este mundo, de cada oprimido, de cada torturado, de cada víctima
de una injusticia, de los amantes de la constancia, del coraje, de la
dignidad, del valor y de la nobleza. Cualidades que se encarnan todas juntas
mediante su presencia en el terreno de batalla en la lucha con el enemigo.

A los Sionistas les digo, a los pueblos de la entidad sionista, en esta
hora, quiero decirles que pronto descubrirán que tontos y que estúpidos que
son sus nuevos dirigentes, sus nuevos líderes. No saben como evaluar esta
realidad. No tienen experiencia en esta área. Uds. sionistas dicen en las
encuestas de opinión que creen más en mí más que lo que creen en sus
oficiales. Así que ahora les pido que me escuchen bien y me crean. No
importa el ataque que hubo anoche en los suburbios del sur de Beirut:
perseveraremos. No importa los ataques habidos en un montón de ciudades, de
vecindarios, calles y hogares por todo Líbano, no hay diferencias para
nosotros entre los suburbios del sur de Beirut, la ciudad de Beirut, o
cualquier ciudad del sur del Líbano, en el valle de Bekaa, o en el Norte, o
en el Monte Líbano, o en cualquier rincón que sea del Líbano.

La ecuación ha cambiado. No diré por hoy que si Uds. golpean Beirut,
nosotros golpearemos Haifa. No diré que si Uds. bombardean los suburbios del
sur del Líbano nosotros a continuación golpearemos Haifa. Uds. querían
librarse de esa ecuación, así que ahora nosotros y Uds. nos hemos librado
realmente de ella. Uds. quieren guerra abierta, estamos marchando hacia una
guerra abierta. Estamos listos para ella, una guerra a todo nivel. En Haifa,
y, créanme, más allá de Haifa y más allá del más allá de Haifa. No somos
solamente nosotros los que pagaremos un precio. No serán solamente nuestras
casas las que serán destrozadas. No serán solamente nuestros niños los que
serán asesinados. No será más solamente nuestra gente la que se verá
desplazada. Esa época pertenece al pasado. Eso es como era antes de 1982, y
antes del año 2000. Esos tiempos se acabaron. Les prometo que ese tiempo se
acabó. Por lo tanto Uds. tienen que cargar con la responsabilidad de lo que
su gobierno ha hecho. Por lo que su gobierno ha emprendido. Desde ahora,
uds. quieren guerra abierta, pues habrá guerra abierta. Uds. lo han querido.
Vuestro gobierno quiere cambiar las reglas del juego, bueno, las reglas del
juego cambiarán. Uds hoy no saben con quiénes están peleando. Uds. están
peleando con los hijos de Mahoma, de Ali, de al. Hassan, de al-Husayn, de la
familia del profeta, de los compañeros del Profeta. Uds. están luchando
contra gente que tiene una fe como no tiene nadie en toda la faz de la
tierra. Uds. han elegido una guerra abierta contra gente que obtiene orgullo
de su historia, de su civilización, de su cultura, pero que también posee
poder material, habilidades, expertos, conocimiento, calma, imaginación,
determinación, constancia y coraje. En los días por venir, la cosa será
entre Uds. y nosotros, Dios lo quiera así.

A los dirigentes árabes: no quiero preguntarles acerca de su historia. Solo
quisiera pronunciar unas pocas palabras. Nosotros somos aventureros. Sí, en
el Hezbollah hay aventureros. Pero lo somos desde 1982. Pero a nuestro país
solamente le hemos traído victoria, libertad, liberación, dignidad, honor y
orgullo. Esta es nuestra historia. Esta es nuestra experiencia. Esta es
nuestra aventura. En 1982 Uds. y el mundo decían que nosotros éramos locos.
Pero probamos que somos racionales como el que más, ¿así que quién era el
loco? Hay algo más y no quiero entrar en discusión con nadie. Así que diré
solo que apostéis sobre vuestra propia razón. y nosotros apostaremos a
nuestra aventura con Dios como nuestro apoyo y benefactor. No hemos contado
con Uds. ni un solo día. (nunca hemos contado con ustedes durante un solo
día) Tenemos confianza en Dios, en nuestra gente, en nuestros corazones, en
nuestras manos, y en nuestros muchachos. Nosotros haremos lo mismo y, con la
voluntad de Dios, obtendremos la victoria. Las sorpresas que les hemos
prometido están sucediendo ya. Ahora mismo, frente a la costa de Beirut, un
barco de guerra israelí que estuvo atacando nuestra infraestructura, que
destrozó nuestros hogares, ahora pueden verlo incendiado, quemándose; se
hundirá y con el se irán docenas de tropas sionistas. Esto es el comienzo.
Habrá mucho más para decir antes de que esto termine. ¡Que la Paz sea con
Uds. y gracias a Dios!

Secretario General del Hezbollah, Su Excelencia Sayyid Hasan Nasrallah, a la
nación, al pueblo del Líbano, a los luchadores de la resistencia, a los
Sionistas, a los líderes árabes.

Viernes 14 de Julio de 2006.

Traductor al inglés Muhammad Abu Nasr

Traductor del inglés al español Horacio Garetto

hgaretto@wilnet.com.ar

Árabe original en www.nna-leb.gov/lb/phpfolder/loadpage.php?page=jou214.html
Publicar un comentario