Vistas a la página totales

lunes, julio 24, 2006

EE.UU: Semana de protesta contra Reformas Laborales

Boletín de la Federación Latinoamericana de Trabajadores de las Industrias y la Construcción
Año 3 – Nº 118
Director: Carlos Gaitán
Editado con el apoyo de CNV-Internationaal de Holanda


ESTADOS UNIDOS
Semana de protesta contra las reformas laborales


Nueva Época Semanal, 14/07/06>

Multitudinarias manifestaciones se realizaron durantes la semana que transcurre para protestar contra un fallo de la Junta Nacional de Relaciones Laborales (JNRL), por el cual los trabajadores podrían ver desaparecer sus derechos sindicales y sociales, al ser mutada su cualidad de "empleados" a "supervisores".

Las principales marchas se registraron en Los Ángeles, Washington, Seattle, Chicago, Pittsburgh y otras ciudades, donde miles de personas de distintas edades y razas gritaron "no" a las políticas laborales de la Administración Bush, que prepara una reforma laboral que ya está siendo enfrentada por las principales organizaciones sindicales, las cuales argumentan que de aprobarse el fallo de la JNRL, muchos trabajadores perderán sus derechos sindicales.
Trabajadores de la construcción, enfermería, periodistas, de puertos y muelles y otros serán los principales afectados si los cinco miembros de la JNRL, todos nombrados por el propio presidente George W. Bush, aprueban la reforma en las próximas semanas.
En este sentido, dirigentes sindicales de la Asociación de Enfermeras de California (AEC) explicaron que de producirse las modificaciones descriptas, no podrían abogar por los derechos de los pacientes ni defender, ni mejorar el número de enfermeras por paciente como se ganó recientemente en California. "Todo esto tiene que ver con el poder de las corporaciones y las ganancias privadas", dijo un integrante de la AEC, quien añadió que así "se terminaría con una enfermera cada 20 pacientes".
Por su parte, Art Pulaski, dirigente de la Federación del Trabajo de California, destacó ante los manifestantes, que el presidente George W. Bush está tratando que todos los trabajadores se encuentren "en el mismo barco: un barco hundiéndose" y agregó: "Imagínese a George Bush diciéndole a los patronos que no le tienen que dar más beneficios de salud a los trabajadores, que hay una manera de recortar sus pensiones, que hay una manera de no permitir que puedan negociar un aumento salarial. Ese es el plan de George W. Bush".


Peligros de la reforma

Según la AFL-CIO, la recalificación acarrearía que los trabajadores pierdan parte de sus derechos laborales, como el de asociación sindical, por ello convocó a las protestas realizadas en 18 ciudades, la más destacada en Washington, donde se manifestaron enfermeras, mineros, albañiles y otros gremios frente al edificio de la Junta Nacional de Relaciones Laborales.
En la oportunidad, Linda Chávez-Thompson, vicepresidenta de la AFL-CIO dijo que "La asistencia fue el doble de la que esperábamos" y aprovechó para denunciar que unas diez personas de su organización fueron retenidas por la policía por varios actos de desobediencia civil, aunque no llegaron a ser arrestadas. "La desobediencia civil significa que esta violación de derechos es tan grave que estamos dispuestos a ser encarcelados para protestar contra ella", dijo la sindicalista.
Con las reformas, unos ocho millones de trabajadores en todo el país, muchos de ellos hispanos, entrarían dentro del nuevo estatus de "supervisores" si finalmente la JNRL dictamina en ese sentido los llamados "casos del río Kentucky".
Estos procesos, dos relacionados con centros sanitarios y el otro con la industria del metal, que estudia la Junta, buscan determinar la clasificación de esos empleados y podrían sentar precedente. El colectivo más afectado sería el de las enfermeras, de las cuales 35 por ciento (unas 843.000) serían nombradas supervisoras. "Con el cambio normativo, a un cocinero que esté instruyendo a dos personas, por ejemplo, se le puede nombrar supervisor, por lo que perdería gran parte de sus derechos laborales sin ningún beneficio a cambio", argumentó Chávez-Thompson.

Envíenos sus comentarios y aportes a nuevaepoca@ciudad.com.ar
Publicar un comentario