Vistas a la página totales

viernes, junio 30, 2006

Confederación Internacional de Organizaciones Sindicales Libres

La CIOSL EnLinea
101/190606

Primer plano de Stavri Liko (Albania - FSASH)

Trabajo infantil: « el obstáculo de las mentalidades »

Bruselas, 19 de junio de 2006 (CIOSL EnLinea): ¿Cómo incitar a los docentes a comprometerse en sus comunidades con el fin de escolarizar a los niños y niñas que abandonan o que nunca han asistido a la escuela? Stavri Liko, Secretario Federal de FSASH, la Federación Sindical de la Enseñanza y la Ciencia de Albania (1), uno de los países más pobres de Europa, nos expone los primeros resultados de este proyecto.

¿Cuál es la situación respecto al trabajo infantil en Albania?

No existen estudios nacionales completos a este respecto, pero se calcula que trabajan en Albania alrededor de 50.000 niños y niñas. Esta estimación se basa en investigaciones realizadas por nuestro sindicato, por OIT-IPEC y las ONG. A esta cifra hay que añadir aproximadamente 5.000 niños/as víctimas de la trata de personas hacia Italia y 3.000 hacia Grecia (de acuerdo con las estadísticas oficiales). La mayoría de los niños/as trabajan en la calle en Albania: en el pequeño comercio, mendicidad, etc. Algunos trabajan también en la agricultura, la industria ligera (fábrica de calzado, textiles...), la construcción y otros sectores.

¿Cuáles son las causas de esta situación?

Una parte de las causas son de carácter económico: el índice de desempleo es muy elevado, la economía informal es importante y los salarios son muy bajos, de 180 a 200 euros como media. Algunas familias sólo ganan 100 euros al mes, cuando un hogar de cuatro personas necesita 500 euros únicamente para comer.

Un segundo tipo de causas se refiere a la movilidad: hay gran número de migraciones internas en Albania, familias que abandonan las regiones rurales para venir a instalarse en los alrededores de las grandes ciudades. Estos migrantes internos no encuentran vivienda ni empleo en las ciudades, su supervivencia es muy difícil y, en último recurso, piden a sus hijos/as contribuir al ingreso familiar mediante el trabajo.

Otras causas están vinculadas la situación familiar o cultural: hay niños/as que trabajan cuyos padres se fueron al extranjero, otros cuyos padres murieron, o que son víctimas de problemas en el seno de la pareja. En algunas regiones alejadas, algunos padres consideran que las jóvenes que han dejado atrás la pubertad ya no deberían ir a la escuela.

Sin embargo, las causas más importantes del trabajo infantil en Albania están vinculadas al entorno educativo y a la mentalidad. La ausencia de escuelas en algunas zonas y el desinterés de los niños/as por la enseñanza dan lugar al abandono escolar. La mentalidad es otro factor de crucial importancia para explicar el trabajo infantil: aun cuando son muchos los padres que pese a lograr apenas sobrevivir luchan con todas sus fuerzas para enviar a sus hijos/as a la escuela, otros no comprenden su importancia.

¿Resulta costoso escolarizar a un niño/a en Albania?

La inscripción es gratuita, pero es necesario pagar los libros, los cuadernos, el transporte, la alimentación, etc. Todo eso puede costar más caro que no enviar su hijo/a a la escuela.

¿Cómo se comprometió su sindicato en la lucha contra el trabajo infantil?

FSASH existe desde 1991. Hasta 1999, sólo nos preocupamos de la defensa de nuestros miembros. A continuación, nos abrimos a cuestiones más amplias tales como la reforma de la enseñanza y el trabajo infantil. A primera vista, el trabajo infantil no está relacionado con la protección de los derechos de los profesores y profesoras, sin embargo, existe una relación directa: si la enseñanza no es de calidad, los niños/as tienden a abandonar la escuela, la pobreza aumenta y termina por afectar a los propios docentes.

Emprendimos nuestras actividades contra el trabajo infantil en el marco de campañas lanzadas por la CIOSL y la Internacional de la Educación. La oficina albanesa de OIT-IPEC y el sindicato de docentes neerlandés AOB, afiliado a FNV, nos respaldaron. Uno de los aspectos esenciales de nuestro proyecto es sensibilizar a los docentes respecto a la importancia de seguir a los niños/as que abandonan la escuela o que corren el riesgo de abandonarla. Los docentes son los que se encuentran mejor situados para llevar a cabo una primera intervención: son instruidos, son numerosos, se encuentran sobre el terreno día tras día en contacto con los niños/as en las escuelas. Les damos formación para trabajar con los padres, con las comunidades.

¿Cómo convencen a los niños/as para que vengan o regresen a la escuela?

Es complejo, no se consigue en un día o una semana. Se empieza por hablar con el niño/a. A continuación, sigue una discusión a menudo muy difícil con los padres con el fin de incitarles a no seguir enviando a su hijo/a trabajar sino a la escuela. Cuando hay obstáculos de carácter económico, los profesores/as intentan ponerse en contacto con las autoridades locales con el fin de intentar encontrar una manera de ayudar a la familia. Es una tarea difícil, por lo tanto, intentamos motivar aún más a los docentes que efectúan este trabajo adicional, un trabajo que a menudo se realiza de noche: negociamos con el Ministerio de Educación para obtener en el próximo convenio colectivo una remuneración suplementaria para estos docentes.

¿Cómo organizan la formación de sus miembros para la lucha contra el trabajo infantil?

Principalmente mediante seminarios. Hasta ahora, hemos dado formación a 75 docentes en el marco del programa OIT-IPEC y 50 en el marco del programa sostenido por AOB. Este año, vamos a organizar otras dos formaciones para 50 docentes. Son seminarios de tres días que consisten esencialmente en una formación teórica sobre los convenios de la OIT y la legislación albanesa sobre trabajo infantil, seguidos de un encuentro en una escuela entre los participantes del seminario, autoridades locales y directores de escuela. Al final del seminario, se elaboran recomendaciones y un plan de acción para el futuro. Nosotros esperamos que los participantes que vuelven a sus escuelas apliquen concretamente lo que aprendieron. A su vez, los participantes intentan convencer a otros compañeros docentes de actuar en el mismo sentido. Una de las mejores maneras es mostrar situaciones concretas donde la actuación de los profesores/as ha conseguido que los niños/as vuelvan a la escuela. Así, organizamos en Tirana una reunión entre profesores/as que realizan este tipo de acción, niños/as que habían abandonado la escuela y han regresado y niños/as que siguen sin volver a la escuela. Los medios de comunicación albaneses cubrieron ampliamente esta reunión, que permitió mostrar lo que pueden hacer los docentes en la lucha contra el abandono escolar.

¿Cuáles son los resultados del proyecto hasta ahora?

Nos concentramos en cuatro distritos, aquellos en los que teníamos la mejor información relativa a la situación del trabajo infantil y la importancia del abandono escolar. Las estadísticas oficiales muestran que 8.000 niños/as abandonaron la escuela durante el curso escolar 2004-2005 en Albania. No cabe duda de que el número real es mucho más elevado. En la región de Elbasan, donde habían abandonado la escuela 472 niños/as, volvieron 110 a raíz de la acción de los docentes. En Fieri, donde 400 niños/as habían abandonado la escuela (la mayoría gitanos), tenemos 90 que regresaron a la escuela, de los cuales 40 son gitanos. En los suburbios de Tirana, donde los habitantes son migrantes internos, nuestro grupo de trabajo estaba en un principio integrado por cinco docentes, pero movilizaron a otros docentes e hicieron que volvieran a la escuela 20 niños/as, tras una colaboración con los padres y las autoridades locales. Estos resultados son sólo el principio, ya que el programa está vigente únicamente desde hace año y medio.

¿Hay otros sindicatos albaneses activos en este ámbito?

Intentamos hacer que participen otras federaciones, sobre todo las de los sectores donde se encuentran niños/as. Obtuvimos la ayuda de la CIOSL y del sindicato belga FGTB para realizar un informe sobre el trabajo infantil en Albania (2) y para intentar hacer participar a sindicatos de otros sectores. En octubre de 2004, una conferencia organizada por la CIOSL con sus dos afiliadas albanesas permitió presentar este informe y llegar a conclusiones que dieron lugar a un plan de acción. Ahora, los dirigentes de otros sindicatos albaneses participan en esta lucha contra el trabajo infantil.

¿Puede su experiencia extenderse a otros países?

Sí, intentamos no limitar nuestra acción a Albania. Los 20 y 21 de octubre de 2006, organizamos una conferencia regional en Tirana que reunirá miembros del sindicato de docentes de Serbia-Montenegro, Macedonia, Kosovo, Bulgaria, Rumania y quizá también de Moldavia. Intentaremos mostrar lo que hacemos, compartir nuestras respectivas experiencias, con el fin de elaborar un plan de acción regional.

Entrevista realizada por Samuel Grumiau.

(1) FSASH es miembro de la Internacional de la Educación (IE) y de la confederación KSSH, una de las dos afiliadas de la CIOSL en Albania.

(2) Léase el informe de la CIOSL sobre trabajo infantil en Albania (10-2004), en la dirección:
http://www.icftu.org/www/PDF/albanierap.pdf

Véase el retrato vídeo de Jonathan, joven peruano de 12 años (12 de junio de 2006), en la dirección: http://www.icftu.org/displaydocument.asp?Index=991224582&Language=ES

- Léase la entrevista de Majda Fahchouch (SNE/AOb - Marruecos): La escuela, el mejor lugar de trabajo para un niño... (12 de junio de 2006), en la dirección
http://www.icftu.org/displaydocument.asp?Index=991224577&Language=ES

Léase la entrevista de Mohamed Mdaghr (AOB - Países Bajos) La comunidad marroquí en Europa es una aliada esencial en la lucha contra el trabajo infantil en Marruecos" (12 de junio de 2006), en la dirección
http://www.icftu.org/displaydocument.asp?Index=991224578&Language=ES

La CIOSL representa 155 millones de trabajadores y trabajadoras en 236 organizaciones afiliadas en 154 países y territorios http://www.icftu.org La CIOSL también es socia de la Agrupación Global Unions: http://www.global-unions.org

Para más información, póngase en contacto con el Servicio de Prensa de la CIOSL + 32 2 224.0204 o al + 32 474 621 018.

---
Publicar un comentario