Vistas a la página totales

sábado, junio 12, 2010

TRABAJADORAS DEL HOGAR: TRIUNFO HISTORICO EN LA OIT

Estimadas compañeras

Compartimos información sobre historico triunfo en la OIT. que aprobó, por votación, la elaboración de un convenio que regule el trabajo doméstico
Son avances logrados con la lucha y organización de las trabajadoras del Hogar, su sindicato, SINTRRAHOGAR en el Perú y el apoyo de las organizaciones sindicales de Perú, America Latina y otros continentes.

Saludamos los avances y nuestro apoyo para seguir trabajando.






--------------------------------------------------------------------------------
Subject: [asc-hsa] TUNUPA: TRABAJADORAS DEL HOGAR TENDRAN CONVENIO INTERNACIONAL

Histórico triunfo en la OIT
Trabajadoras del hogar tendrán Convenio Internacional
[Argentina 10/06/2010 - ACTA] Por Inés Farina*. La secretaria de Igualdad de Género y Oportunidades de la CTA, Alejandra Angriman, que participa de la Conferencia Internacional de Trabajo que se realiza en Ginebra anunció que se aprobó, por votación, la elaboración de un convenio que regule el trabajo doméstico. Para garantizar el tratamiento se movilizaron numerosas delegaciones sindicales de todos los países.
Con el convenio se busca proteger eficazmente a los trabajadores más vulnerables e infravalorados y avanzar en la erradicación del trabajo forzoso e infantil.
La decisión del Consejo de Administración de la OIT en el 2008 de incluir en el orden del día de la Conferencia Internacional de Trabajo de 2010 y de 2011 la cuestión del “Trabajo Decente para los trabajadores domésticos”, se tomó luego de los insistentes pedidos realizados durante más de 35 años de las organizaciones de mujeres trabajadoras del hogar de contar con una norma internacional. El movimiento sindical mundial apoyó de manera unánime la decisión de inscribir el tema y un gran número de gobiernos también (incluyendo el argentino). Por el contrario, los empleadores manifestaron sus reservas.
Alejandra Angriman afirmó que “se considera una oportunidad histórica para que sean consagrados y protegidos en la legislación los derechos fundamentales de un sector que hasta ahora se encuentra excluido expresamente de la normativa que protege al resto. Esperamos que el año que viene se concluya con un convenio complementado por una recomendación”, concluyó la representante de la CTA.
Por su parte, Marcelina Bautista, coordinadora de los trabajadores y trabajadoras del hogar de Latinoamerica expresó en el plenario de trabajadores que definía las estrategias para los debates que “necesitamos una ley justa para 100 millones de trabajadores que exigen ser parte de la sociedad. Vivimos en situación de explotación y abusos permanentes y tenemos una enorme expectativa en que el año que viene contemos con la legislación que vinimos a buscar”. “Uds. son nuestra esperanza”, finalizó Bautista.
Angriman calificó a estas jornadas iniciales como un “extraordinario triunfo y una jornada histórica” e informó que las resoluciones se dieron por votación nominal, forzada por el sector empleador y como corolario de larguísimas horas de discusiones entre miembros gubernamentales, trabajadores y empleadores. Finalmente se impuso la posición de contar con un Convenio por sobre la posición de la “recomendación” propuesta por los empleadores que insisten con vehemencia en sostener formas flexibles y no están dispuestos a tolerar regulación alguna.
Cabe destacar que en este caso, el gobierno argentino representado por la viceministra de trabajo Noemí Rial, apoyó la propuesta de la confección de un Convenio.
La representante nacional de la secretaría de Igualdad de Género y Oportunidades de la CTA advirtió que “el trabajo realizado en los hogares todavía en muchos países es concebido como un servicio que presta un criado a su amo, es un legado de la esclavitud que millones de trabajadores en el mundo padecen, una forma de servidumbre que requiere todos los esfuerzos para ponerle fin. Para ello hay que contar también con leyes, hay que regular el mundo del trabajo y revisar la normativa internacional que está en vigencia”.
Asimismo, Angriman aseguró que también hay que revisar las leyes internas de cada uno de los países “que muchas veces permiten que ninguna de estas formas de trabajo forzoso hayan desaparecido, todo lo contrario parecen seguir sumando nuevos adeptos, nuevas y perversas modalidades, contando con la desesperación de miles de seres humanos especialmente niños, mujeres y migrantes”, puntualizó.
En el mundo hay 100 millones de trabajadores y trabajadoras domésticas (1.200.000 en la Argentina, 5 millones en Brasil y en Namibia el 10% de los trabajadores son domésticos) de los cuales la mayoría son mujeres y niñas, migrantes, indígenas e indocumentadas.
El debate en la Conferencia Internacional de Trabajo durará dos semanas más durante las cuales se discutirá los puntos del Convenio.

* Equipo de Comunicación de la Secretaria de Género e Igualdad de Oportunidades de la CTA.
Publicar un comentario